POEMA Y VOZ DE ELISA DEJISTANI "HAMACARSE EN GRANADA"

sábado, 7 de diciembre de 2013

ESPACIO PARA LOS POETAS INVITADOS NOTICIAS/EVENTOS/RECITALES POÉTICOAS DICIEMBRE 2013

EN ESTAS POCAS LÍNEAS VA MI

PEQUEÑO TRIBUTO A LA QUERIDA Y RECONOCIDA POETA

GRACIELA WENCELBLAT

 

 QUERIDA GRACE, COMO SOLÍA DECIRTE


HAS DEJADO UN GRAN VACÍO EN MEDIO 


DE TUS PARES, DE TODOS LOS QUE TE


CONOCIMOS  QUEREMOS  Y APRECIAMOS


TU ALTA POESÍA Y TU EXQUISITA PERSONA


HAY UN NUDO EN LA GARGANTA Y LA PALABRA


RESULTA INHÁBIL PARA DECIRTE CUÁNTO TE


VAMOS A EXTRAÑAR


UN SOSTENIDO ABRAZO A TU ESPÍRITU


QUE PERMANECERÁ SIEMPRE EN TU OBRA




ACOMPAÑO EN EL DOLOR A FAMILIARES Y AMIGOS



domingo, 24 de noviembre de 2013

miércoles, 23 de octubre de 2013

ESPACIO PARA GACETILLAS/INVITACIONES A EVENTOS LITERARIOS OCTUBRE/NOVIEMBRE 2013




 

 EL GRUPO TÉ CON PALABRAS

EN LA FERIA DEL LIBRO DE MAR DEL PLATA

 

 

Feria Libro Mar del Plata

 

Graciela Bucci

A Marta Elgul

Ott 21 alle 5:59 PM
 

Queridos amigos:

 este es el programa final de la Feria del Libro de Mar del Plata 
(enviado por Viviana Gáspari), en el que actúan integrantes 
del Grupo Literario Té con Palabras y amigos de Mar del Plata.

Un abrazo a todos,

Graciela Bucci


TÉ CON PALABRAS
·         18 de noviembre           SALA MARÍA LOZZI
17,30    18,00                 "Por todo el camino" Sebastián JORGI- Cecilia GLANZMANN
18,00    18,30                "Sandalias…" -  JULY TELL - MARTA ELGUL DE PARÍS
18,30    19,00                "Recetas de Paye" Marta de Paris –Cecilia Glanzmann-Sebastián Jorgi
·         19 de noviembre           SALA MARÍA LOZZI
17,00    17,30    .           "Liberándonos"Sebastián Jorgi -Cristina Pizarro-  Cecilia Glanzmann
17,30    18,00                “...como el dolor callado ...de un ruiseñor herido” Marta Castagnino.-
Graciela Bucci

·         19 de noviembre           RINCÓN DE LECTURA

20,00     21,00                "La mujer de la Guerra de las Republiquetas del Alto Perú: Juana Azurduy". a/c de Martha Salas -  Presenta Marta de Paris.


·         20 de noviembre           SALA MARÍA LOZZI

17,00    18,00    Té con palabras. MESA DE NARRATIVA.
Ramona Diaz – DarcyTortonese– SebastianJorgi - Graciela Bucci –
Cecilia Glanzmann - Mabel Fontau - Marta Castagnino –
María Paula Mones Ruiz - Cristina Pizarro - Gladys Abilar - Marta Salvador
Graciela Ovejero

18,00    18,30                “Las lágrimas de Tánato” Gladys Abilar y Marta Cristina Salvador

18,30    19,00                “El Retorno de Casandra” Elisa Dejistani 
PRESENTACIÓN: Graciela Bucci

·         21 de noviembre           SALA MARÍA LOZZI
15,30    16,00                “ La Libertad en la obra de Rubén Vela” Miguel Marlaire
16,00    17,00    Té con palabras. MESA DE POESÍA.
DarcyTortonese - Graciela Bucci - Cecilia Glanzmann - Mabel Fontau –
Marta Castagnino - María Paula Mones Ruiz - Gladys Abilar - Sebastián Melero
Olga Ferrari - Marta Salvador - Marta Vega - Mabel Rondín -Cristina Larice - Alicia Belloso - Soledad Baricick - Laura Chiesa - Carlos Pili - Graciela Ovejero -Laura Chiesa

17,00    18,00                “Diálogo…Caos/Iluminacion en la Obra Poética de Cristina Pizarro” -
Cecilia Glanzmann- Sebastián Jorgi

18,00    19,00                Videopoemas “Decretar el olvido”Graciela BUCCI-Marta Elgul de Paris






domingo, 14 de julio de 2013

ESPACIO DE LOS POETAS INVITADOS PRESENTES Y AUSENTES

HOMENAJE A ANA EMILIA LAHITTE


PALABRAS PRELIMINARES
P O E S Í A
(fragmento)

         La poesía es un préstamo de infinitud, una zona de riesgo de lo salvado.
         Podemos atribuirnos su propiedad intelectual, pero no su misterio.
         El poema será siempre el más allá de sí mismo. A no ser que se trate del poema-objeto, con su artesanía manipulada, desvirtuada por la ausencia de rigor específico y por su deplorable rol protagónico en el gran show de la vida social de la literatura.

[.....]

         El poeta ama su soledad. El poema ama su identidad.
         Son sus sosías quienes intentan, en vano, desnaturalizar la vigencia de un lenguaje cuyo silencio esencial pronuncia el universo. Surge allí una dimensión innombrada, dueña absoluta de lo inexpresable, que la poesía se encargará de deslindar. Y no serán precisamente las palabras, sino la Palabra, quien nos conduzcan al poema. De ahí que la versión última del texto poético suela resultar secretamente distanciada de la interioridad creadora que lo origina y que en esos espacios virtuales surjan los ismos y espejismos de originalidades a ultranza. No obstante, cuando irrumpe en escena ese huésped deseado e inequívoco que es el talento, no dudamos en afrontar, valorar, admirar la independencia innovadora de la “belleza otra” y sus memorables rupturas generacionales.

[.....]

         De cualquier manera, al margen de escenarios y teorías, de proclamas, debates, mercados y abalorios, sin el acoso del “éxito” (intruso demasiado infatuado para merecer aproximarse, siquiera, a lo perdurable), la posteridad se defiende sola. Y el poeta, si lo es, celebra su destino. Lo hace expresándose con el más desnudo y natural de los gestos: el que se nos da en la sellada transparencia de una voz, a veces inaudible, donde vida y muerte conciben para lo humano la traducción de su mensaje. Allí, la inmediatez y lo cósmico, lo existencial y lo visceral, lo ambiguo y lo secreto, que abisman y enriquecen la expuesta soledad del artista, fundan su inalienable libertad creadora.

[.....]

         Resulta absurdo intentar “explicarlo”: la poesía se vive, se goza o se padece, se gesta o se sublima, se humilla, se hiere o se consagra, tras la ardua batalla por el merecimiento esencial de la Palabra, que tanto se parece al silencio. “Lo demás, es literatura”.

DATOS BIOBIBLIOGRÁFICOS
         Nació y vive en la ciudad de La Plata, Buenos Aires, Argentina. Su actividad sociocultural es incesante, proyectada prioritariamente al interior de su país o auspiciada por países extranjeros.
Libros publicados
Ha publicado 23 libros (poesía, narrativa, ensayo, teatro y periodismo)
Antologías
Integra numerosas antologías.
Premios y distinciones
Entre otros:
  • Pluma de Plata del PEN Club Internacional, Centro argentino, 1980
  • Puma de Oro de la Fundación Argentina para la Poesía, 1982
  • Primer Premio Nacional de Poesía (Región Buenos Aires), 1983
  • Premio Consagración “Roberto Themis Speroni”, de la Sociedad de Escritores de la Provincia de Buenos Aires (SEP), 1994
  • Premio Bienal de la Cámara Argentina de Publicaciones, 1994
  • Premio Konex, diploma al mérito, 1994
  • Beca del Fondo Nacional de las Artes (Creación) por “Cinco Poetas capitales: Ballina, Castillo, Mux, Oteriño y Preler”, 1995
  • Premio “Paul Harris Fellow”, del Rotary Club Internacional, 1995
  • Invitada para dictar un curso de poesía contemporánea en la Fundación Argentina de la Ciudad Universitaria de París, 1996
  • Premio de Literatura Homero Mansi, 1997
  • “Summa” (1947-1997), poesía, obra completa, edición de homenaje de la Municipalidad de La Plata, 1997
  • Premio de Poesía “Esteban Echeverría”, de Gente de Letras, 1999
  • Segunda Edición de Homenaje de SUMMA, poesía, obra total, Municipalidad de La Plata, 2001
  • “El cuerpo”, poema. Edición de Homenaje de su Taller de Poesía, 2001
  • Gran Premio de Honor y Puma de Oro de la Fundación Argentina Para la Poesía, 2001
  • Es designada Ciudadana Ilustre, por la Municipalidad de La Plata, 2001
Traducciones
Su obra ha sido traducida al inglés, francés, alemán italiano y portugués.
Becas e invitaciones
Becaria de la OEA en México (1966) y del Instituto de Cultura Hispánica de Madrid (1969, 1972 y 1975); invitada por Inter Nationes de la República Federal Alemana; por el Ministerio de Prensa de Austria, el Ministerio de Educación y Cultura de Bélgica y por Italia, su labor específica se extiende a toda América Latina, donde ha difundido y difunde la poesía argentina contemporánea.
Colaboraciones
Colabora en las principales publicaciones específicas.
Otras actividades
Ha sido directora del Centro de Documentación e Información Pedagógica de la Provincia de Buenos Aires; Asesora literaria de Radio Universidad Nacional de La Plata; Secretaria técnica del Departamento de Teatro de la Escuela Superior de Bellas Artes, jurado de premios provinciales, nacionales y extranjeros. Sus ciclos radiales de “País Total” superaron las 1.500 audiciones.

Su Taller de Poesía y el Grupo de Hojas y Cuadernos de Sudestada cumplen
20 años y acredita más de 300 publicaciones editadas con su sello.

ALGUNOS POEMAS DE LA POETA DESAPARECIDA
ANA EMILIA LAHITTE A QUIÉN SIEMPRE RECORDAREMOS A TRAVÉS DE SU EXCELENTE OBRA POÉTICA Y EXQUISITA SENSIBILIDAD HUMANA.  MI MODESTO RECONOCIMIENTO EN NOMBRE DEL GRUPO TÉ CON PALABRAS Y EN EL MÍO PROPIO.
 
 
LAS LARGAS AMISTADES     
Las largas amistades.
Las amistades densas trabajadas
como el cuero y la roca.
Con lentitud.
Asiduas o distantes.
Con pausas de violencia o mansedumbre
elemental.

Importa
esa extraña lealtad
las limpia cepa de moderada luz
la fe certera
y esa forma de amor apaciguado
que busca perdurar
y lo consigue.

Pocas veces
abarcan el tiempo que la vida
concede a nuestra sombra para abarcar
el mundo.
Pero las amistades fundadas
verdaderas
atraviesan la muerte con natural certeza
sin dudar que los rostros
los nombres        las edades
que fueron avanzando
devastando
no tienen validez en la serena
continuidad de puente
a veces sumergido
que las profundas largas amistades
extienden con el ritmo del sol
o el arco iris.
APRENDIZAJES
Comienzo
a perder instantes.

A perderme.

Una décima de segundo.
Un milésimo de silencio.

Nada me despoja.
Todo me desnuda.

Es lo infinito que regresa.

Aprendo
a habitar el esplendor
de la sombra.
POSDATA
La toma de conciencia
de haber sido saqueados a destiempo
llega después
cuando el morir se ha vuelto
un latido obsesivo
y acompaña los pasos.
OFICIOS DE LA MUERTE
La veo
trabajar en cal pensante
como si su lujuria de tinieblas le permitiese
 inscribir en tierra todos los nombres
de la soledad.

Pero aún no pudo enterrar
 mi sombra.

Tampoco
la ración de sangre sola
que cada muerto cava en humildad.
T R A B A J O S
No importa si lo llamo
hombre o Jesús.
Su gran silencio importa.
El de la Cruz
restaña los maderos.

No es bueno 
que su sangre prosiga penetrándolos.
Devoraron su carne  los milenios
y aún insiste en sangrar.

Son desprolijidades
que a los hombres les tiene sin cuidado.
Pero Alguien sufre
al mirarlo.

Herrumbrado el incienso
limpiar la cruz
ahora es su trabajo

sábado, 18 de mayo de 2013

                                                 


                                         POEMAS DEL POETA
                                
                                        ALEJANDRO DREWES

Como el humo en altas horas

Como aquel pescador que arrojara su red


y atrapara sirenas: así el instante supremo,


rielado de ínsita luz, fulgurante. Y en el borde


incierto del mundo un solo poeta grabase


aquel gesto y una astilla opresa de sol


ardiendo en el horizonte. Se dispone la noche


-pero esto que digo ha pasado-; y la boca


del hombre y el signo del pez han pasado


como un trazo de lunas de ceniza-. Osa Mayor,


la eterna que corre por el cielo del Norte,


invoco tu nombre y repito las notas de un himno.


Tarde ha de caer el hacha del alba y a nadie


ha de hallar en la casa vacía. Dicen que era de oro la red,


que nadie sabría otro invierno hacerse a la mar.


En la densa bruma del tiempo disuelto, ella le busca,


de sus hermanas lejos. Fueran como humo sus ojos:


como humo de un antiquísimo incendio fueran,


flotante de altas horas.










Todo el mundo entrevisto en el humo azul
de un café y un aire danzante en la cintura

de las camareras, extraña curva de un sol
fantasmal bajo la sombra fiel destas calles.

Declinante luz al filo de los dados y una íntima
voz para evocar las calles de otro tiempo

como el remoto camino que a esta noche
precisa entre todas las noches condujo. Exacta cifra

en la baraja marcada del infinito azar
de los tiempos: en la noche cerrada se hunden

los pasos del viejo y detrás otros pasos. Y qué negro
parece ahora tu mar, qué lejos del Faro, Alejandría.








De alta noche





                                                          las fredas nits sensa lluna


                                                              J.M. Serrat


Ardía el verano


y de pronto te fuiste


al país donde los ladrones


no entran ni roban.


Vaga entre los pinos


se diluía entre las sombras


otra suave sombra


en el mundo. Pero esto es





cuanto dejas, el eco


apagado en la greda


la mota de polvo que


retorna al reposo.


Muy tarde llegamos al fin


de este sueño. Ni otra


palabra queda después


ni piedad ni homenajes.


Nada más que una celeste


curva en brusco descenso


al silencio final y el gusano


milenario y su trabajo fiel


al otro lado de la luz.





Plena luz





Se ha dado plena luz


a estos ojos


y a la mano que mueve


Alfil contra Torre


su espacio justo


Algo de tiempo


al fin desta salvaje


cacería, un delgado punto


oscilando de lo negro


a lo blanco -a lo negro


Por última vez


entre nosotros


ha sido partido


el pan celeste del alba


y el pacto se ha roto


A plena luz


ruedan las palabras


y los dados que no vuelven:


Una sola gota de luz a estos ojos


Mehr Licht!








I





Algo aquí queda


como la respiración queda


de un animal en la oscuridad


-del silencio un suave poso leve-





La muchacha se ha perdido


en el bosque de sus años


apenas se habla de ella


en el negro anillo de lobos


todo el camino ha sido un mero


llegar a ese instante. Y la furia


ciega del viento y el cierzo luego


sudario blanco de los cuerpos


fuera








Naturaleza muerta

Con el pobre corazón
en vilo seguía buscando
algún signo de vida
entre la nevisca
y los últimos escombros
-pude salvar apenas
palabras como ciervos
huyendo a los remotos
mundos de lo Abierto-
como piedras fueron
volando las palabras
y con ellas el ciclo
de la noche y la luz
vertical de los años
y lo dicho en el yermo
del pasado y el espacio luego
donde corre o ha corrido
el humo de todo lo que arde.
Flotando bajo las aguas
de estrellas milenarias
un súbito temblor de la tierra
en caída libre hubo
al vacío innumerable.
Y así la negra manzana del mundo
podrida hasta el fondo.

26.8.07





Ni habrás  de caer





Para morirse basta el ruidillo
de un corazón al detenerse,
el silencio en cierta habitación oscura.





Vicente Aleixandre








Parte I



1.


Distraído quizá por la suave curva más grácil o una sombra de muchacha, un efímero rapto de luz, el sentido de un mantra.

2.
Ella se desnuda en Alejandra, sus versos que otra vez imploran a Diana. Y el maldito horizonte, siempre y tan lejos, lejos.

3.
El nadador en su corto trayecto y la luna que vuela, lechoso el viento que barre las hojas secas de toda memoria. Y ya nada se agita en el espejo del agua.

4.
Creo que una vez estuve contigo, y hasta ese puente frágil hubo en aquel tiempo: sin demasiadas palabras, ni curvados espejos.

5.
Una visión del desierto de arena y piedras de cristal de roca y el vaso del peregrino y la sed.
Como el inextinguible viento de fuego que pasa.

6.
Pero cuanto han tardado tus pasos, qué larga vigilia: escasos el vino y los premios, baldía la voz de los otros.










7.
Ni habrás de caer
aún al abismo,
ni habrás de caer
en soledad,
luego de ti
el peso leve
pero firme de lo escrito.





Parte II





8.
Dialéctica de los límites en el aguzado filo de las horas: por donde inseguramente oscila una sombra, avanza una sombra..

9.
Escuchar de pronto tu voz, como quien oyera plegarias de pájaros. Como alas muy blancas muy lejos.

10.
Tiempo de partir en la lluvia inminente. Entre galerías de ardida memoria y desconchados muros, ahí donde pronto el ubicuo gusano y la ortiga.

11.
Arrojado a este tiempo azaroso, a este mínimo espacio de cuadratura. Verde fugaz entre los dados del mundo.

12.
Y una vez negaste tu vaso a mi sed infinita, en el ancho desierto de los tártaros.

13.
Transido silencio ante la tumba de la amada, verdísimo el rumor de unas ramas.
Porque ya nada más queda, Deirdre.

14.
Wozu, Dichter?




















Números rojos



Danza de la muerte
otra vez silenciada


con mordazas invisibles
por todas las pantallas
que reflejan aceptables
niveles de crueldad
(hoy más que nunca el recuerdo
de tus palabras, Adrienne):



our own country, moving closer to its own truth and dread

La sombra de los F-16
se proyecta otra vez


sobre Tiro y Sidón
uniformadas bestias


que avanzan y vuelan
y escriben su propio


Viva la Muerte
bajo la sempiterna
cortina de bombas

sólo el dolor
aquí dentro
desgarra
destroza
desgarra

Un charco de sangre
y este mismo velo


de lágrimas
del todo rotos los huesos
que alguna vez fueron


parte de un niño y el rostro


que ya nunca veremos
detrás de una burka


los escombros
de otra mezquita
que no acaban aún
su derrumbe
Hoy entre campañas y marchas
bastonazos y gases


y coffee-breaks de la ONU
alumbra un sol indecente
sobre Bruselas, New York




El zapping de la Historia


se sucede ante nos


la sombra ominosa y la cifra
de los muertos crece
entre Gaza


y Bergen-Belsen