POEMA Y VOZ DE ELISA DEJISTANI "HAMACARSE EN GRANADA"

miércoles, 4 de julio de 2007

¿LA POESÍA EN CRISIS?

"Para qué poetas en tiempos de penuria" se preguntaba Hölderlin, y el interrogante en los días que corren, adquiere un sentido preciso.
El poeta trata de cumplir con su destino en un mundo esquizofrenizante, que lo divide, expulsa e ignora.
La indiferencia agranda el vacío en el que debe moverse, en esa lucha por reconocerse y recuperar su identidad. Un mundo que tiende a enmascarar los sentimientos, proclive a la robotización de las relaciones interpersonales.
Todo ello exige a la poesía un profundizar, adentrándose en valores humanos
que a veces le hacen guiños desde lejos; aún cuando intenta empeñosamente preservar al hombre, asumiendo la plena conciencia de su orfandad.
En la instancia histórica que nos toca vivir, inmersos en una sociedad apoyada en un tembladeral, sujeta a condicionamientos y, simultaneamente, a cambios inesperados e inevitables, se puede colegir que se necesita del filósofo y del poeta, tanto como del ingeniero, matemático, tecnólogo, etc.
Cabe señalar que a través de la palabra se vuelve al origen de toda comunicación, de ello se infiere que la poesía es el fundamento de la existencia auténtica y el poeta constituye la coronación de esta verdad; convirtiéndose de este modo en la antena de su tiempo: él, es el que desoculta y produce, aún sin proponérselo, situaciones de cambio.
Por otra parte, al rebelarse contra el lenguaje convencional y todo lo preestablecido, es considerado un transgresor. A propósito de este argumento, alguien, en una ocasión, me preguntó si los poetas podían salvar al mundo. Entonces, respondí que si bien esto no es posible, pueden seguramente a través de su aporte, hacer que el mundo sea más digno de ser salvado.

3 comentarios: